jueves, 24 de mayo de 2007

"La que no supe amar, nosé por qué..



Hay cosas bien tristes que nos suceden a nosotras, mujeres inteligentes, pero emocionalmente débiles. Una de ellas es enamorarnos del típico hombre cacho. Llamese "cacho" aquel subgénero masculino que realmente no nos favorece en nada, esta lleno de rollos, su vida es un desorden, pero nosotras ingenuamente confiamos en que lo haremos cambiar (ja, gran engaño).

Bueno, como toda mujer inteligente pero emocionalmente débil, conocí a este hombre-cacho en un momento de mi vida en que terminaba un largo pololeo y me sentia un poco sola. Aparecía, desaparecía, estaba con una, con otra, etc etc. Su vida era locura, carrete, minas, mas minas... Me sentía en la gloria cuando él me hablaba, porque una de las características mas relevantes de estos especímenes es su labia, verborréa, en buen chileno, su "toyo". De verdad, enamora a cualquiera con su discurso, dan ganas de cuidarlo, de ser como su mamá. De estar con él siempre, porque se muestra muy sensible, muy amable; sin duda, el hombre ideal, pero lleno de problemas, que por supuesto se los busca, pero a los que él alude como que no son su culpa, sino es causa de su eterna mala suerte, aquella misma que no le ha permitido encontrar una mujer que lo complemente, lo comprenda, o simplemente lo ame tal como es y nosotras, le creemos.

Yo, queridas amigas, debo decirles que caí. Caí en sus brazos y me dejé querer, a su modo, pensé, él me querrá. No ocurria nada entre nosotros en publico, jamas, "era muy apresurado" me decía. Me decia que me quería, que yo era la mas importante. Pero la mas importante de entre las demás, osea, una entre tantas. No podía haber ningun reproche de mi parte, ya que yo sabia bien las reglas del juego; "no estoy preparado para estar con alguien, pero si, con todas". Me hacía mal verlo coquetear con una y con otra; odiaba cuando me confesaba que dormía con más de alguna... pero y: quien tenia la culpa del mal rato? yo pues. Siempre asumí que los malos ratos que yo pasaba eran más que compensados con el cariño que él me entregaba y cómo me hacia sentir. Pero un día me desperté tocando fondo y no pude más: ¿quién era la unica persona que saldría perjudicada de esta pseudo-relación cada vez más toxica? Yo. Hasta que me puse firme y pude decir "ya no más". Te ofrezco mi amistad, mi apoyo, pero nunca más mi amor. Y asi pasaron las cosas, pasó el tiempo, y entre uno que otro vestigio humillante de aquella pseudo-relación (que es motivo para otro blog), aprendi, créanme que aprendí. Aprendí que el estar emocionalmente inestable y débil te lleva a la autodestrucción; puede ser un hombre, drogas, alcohol, sexo...tantas adicciones como carencias tratemos de suplir. Mi autoestima estaba tan baja que sólo me podía conformar con ser la mina anonima de este Hombre-Cacho, "La Incondicional" como decía Luis Miguel: "Tú, la misma de ayer, la incondicional, la que no espera nada.... la que no supe amar, nosé por qué..." Ahora entiendo perfectamente la historia y hasta le puedo responder a Luis Miguel. ¿Por qué no la supiste amar? R: porque la pobre no se amaba a sí misma como para ponerle punto final a una relación que sólo la destruía, mientras tú la disfrutabas y la usabas sin comprometerte. Cómo la ibas a amar, si ella no se quería a sí misma.
Espero te guste la respuesta, Luis Miguel.

domingo, 20 de mayo de 2007

Hace tiempo tuve una amiga a la que queria de verdad...


Y ya dejamos de estar juntas, pero volveremos a encontrarnos. Un reencuentro tan esperado por mí y yo sé que por ella tambien. Estoy ansiosa de encontrarla, de abrazarla y que se quede por fin junto a mi. A veces la siento tan lejana, tan fuera de mi alcance. Su sonrisa se parece a la mía, solo que ella la siente de verdad, es sonrisa. Su alma es poesía, su talento y creatividad me enorgullecen, de verdad, es la mejor amiga que puedo pedir. Lo mas bello de todo su ser es su inteligencia; todos la notan, todos creen en sus posibilidades y en ella mísma. Nosé en realidad el motivo por el cual me abandonó; encontré muchas posibles causas, de las cuales no me referiré ahora. Estoy en otra, buscandola sin cesar, tratando de que aparezca un dia de nuevo en mi vida y permanezca a mi lado para siempre. No creo que esté muerta, ya lo sabría, lo sentiría. Tal vez solo esta dormida por ahí esperando que yo la despierte y la lleve conmigo. Esta esperando tambien verme, yo lo sé; quiere que seamos felices juntas para siempre y espera, al igual que yo, que nunca más nos volvamos a separar.

Dedicado a mi mejor amiga, yo (la antigua).

sábado, 19 de mayo de 2007

Mi hoguera de las Vanidades
















"Puede ser vanidad comprarse los zapatos mas caros de la zapatería, pero demuestra Perseverancia el pisar mierda de perro con los mismos zapatos, y mantenerse derecha".
Si, me considero vanidosa por tratar de verme bien, arreglada, producida como dirian algunos. Es que es increible en este país y en muchos otros lo cierto que es el dicho "como te ven, te tratan".
Vivir de apariencias no es bueno; yo trato de ser lo mas transparente posible en mi modo de ser, y realmente me siento comoda con la ropa y accesorios que utilizo en mi diario vivir. Pero hay cosas que no te compra la buena pinta ni te ganas produciendote ni con cosmeticos MAC. Las cosas que llevamos dentro, la verdadera fijación de mi vanidad. Tomar lo que quiero al precio que considero justo pagar por ello. Mi vida jamás ha sido un trueque; siempre doy mas de lo que recibo a cambio, pero no me importa. Me importa sólo la vanidad de sentirme bien con tan solo un gracias, lo necesitaba. Eso quizas no sea lo mejor, o lo deseable, pero por lo menos a mi me deja conforme, como un buen amaretto sour.
Un joven sabio me dijo un dia: "Primero debo amarme a mí mismo para poder amar a alguien más a todo dar" y la verdad es que tiene toda la razón. Pero por mientras, juguemos a la vanidad, démonos un gustito, un relax, un espacio y optemos por una actitud mas ególatra, para ser considerados de mejor manera por el resto: "como te ven, te tratan". Pues veanme hoy, soy maravillosa.

Qué volada...

Que gran experiencia, haber estado en la Tierra de las Libertades, como le llamo a Amsterdam, Nedherlands. Un lugar precioso, en donde no se aprecia ni el crimen, ni la maldad, ni nada que se parezca al miedo. Puedes pasear libremente por sus calles, y aunque o tienen ningun tipo de restricciones, nadie se mete con nadie: es el paraiso de la individualidad.

Recorres sus calles, llenas de bicicletas, jóvenes por doquier, un ambiente universitario único, mercados de Tulipanes y semillas de Canabbis. No hay nada que pueda compararse a esta libertad, respetando el metro cuadrado del otro, por supuesto.



Con mi amiga y compañera de ruta ingresamos a un Coffe Shop, nada mas porque teniamos frio. Ella y yo de verdad ibamos solo por un par de cafés. En mi vida habia oido hablar de lo que realmente vendian en un C.S. La verdad es que me sorprendi, de partida al ingresar al lugar, una atmosfera plagada de hombres viejos y mujeres jóvenes, una nube de humo gris con el olor mas fuerte a Marihuana que haya olido en mi vida.



Decidimos quedarnos, ya que estabamos ahi, y pedimos un té y un café. Muy pocas variedades, pensé, ya que mi té era en bolsa; ¿Para qué diablos entonces tenian una carta? pense. Bueno, me conformé con la respuesta que estos europeos estan cada uno mas loco que el otro. Luego pensamos con mi amiga: no serian variedades de Canabbis lo que aparecia en la carta, tantos tipos de yerba como variedades de sandwichs en el Gatsby?... Picasso, Afgana, Red Point, etc etc.... no puedo recordarlas todas.



Decidimos que debiamos probar la de la casa: Picasso, 3 euros el gramo, papelillos grandes y encendedor de regalo, que mejor. Hicimos los pitos mas feos que he visto en mi vida y fumamos la marihuana mas pasosa que jamas haya conocido. De hecho, al volver a Chile, ni siquiera soy capaz de percibir el olor a marihuana cuando fuman por ahi, ya que al lado de esa yerba, no se compara nada.



Buena experiencia, sobretodo si despues de fumarte un par de joints, te dispones a recorrer la ciudad caminando, para no perderte detalle alguno. Nuestras caras eran fantasticas, pero ese viaje me dió otra perspectiva... con razón estos holandeses son tan felices.

viernes, 18 de mayo de 2007

Una nueva historia, la misma Sole

Y asi tenia que ser otra vez... una nueva historia y la misma Sole tonta de siempre... cero autoestima, hasta cuando me ven la cara?
Entregada y confiada, evidente cuando quiere, postergada, casi casi una victima... esa soy yo, la pobre, la tonta.
Me dispongo a querer en donde no me corresponden; mis amigas me dicen que estoy mal, que no puedo seguir así. Que estoy en algo toxico, una relacion sin nombre de caracter maldito, que me hace tan feliz y tan desdichada a ratos. No se comparan los momentos alegres que compartimos, que son muchos, al lado de unos pocos amargos pero intensos. Infidelidad. Esa es la palabra clave. Lo peor es que nunca va a ser distinto, no lo cambiaré yo ni nadie. Triste y pobre vida sentimental... una nueva historia, la misma Sole. La que ama sin condicion y perdona todo. Esa que se quiere tan poco, que ningun hombre aprende a apreciar. Yo me quiero, pero nunca puedo tener a quien yo quiero. ¿Será que me fijo en el hombre equivocado?. En fin, sigan jugando nomas niñitos, que juguetito queda para rato. Por lo menos el juguete la pasa bien cuando juegan con él, pero la pasa horrible cuando lo dejan de lado, asi tan facilmente. ¿No será suficiente ya?. BASTA.