martes, 19 de agosto de 2008

Brujas... a mucha honra!

La semana pasada visité a una bruja que lee las cartas; no soy asidua a la quiromancia, pero debo reconocer que soy demasiado curiosa, aunque se que con estas cosas no se juega, ya habia ido anteriormente y me habia dicho cosas que efectivamente sucedieron. Pues bien, pasado un tiempo prudente desde la vez anterior, asistí junto a una amiga y me dijo que mi suerte estaba cambiando... que a pesar de tener muy mala suerte con los hombres, el dejar de pensar en ello me traería el amor y lo conoceré en el trayecto de un viaje. No me dijo cuando ni de que viaje se trata, pero lo que si, se viene el amor. Mas aún, fue muy osada y me dijo: "No te preocupes, no te quedarás solterona, te casarás y tendras hijos"- Como si eso fuese una preocupación para mi (pensé). Pero bueno, dejando de lado el incierto destino, la supuesta llamada que recibiré y el buen hombre que conoceré, me digo a mi misma que no necesito saber de algo que no me preocupa, porque ya me di cuenta hace algun tiempo de lo que tengo que hacer y es solo preocuparme de mí y de los míos, al final, los hombres pasaron a ser un secundario, un accesorio, algo que me puedo sacar y poner cuando yo desee y lo mejor de todo, aprendí a usar para no sufrir nuncá mas por uno. Creo que no iré mas a la bruja, al fin y al cabo, la única bruja aquí, soy yo!.

domingo, 17 de agosto de 2008

Adaptación.

Odio como me hablas
tu forma de conducir

odio tu corte de cabello
y lo que llegué a sentir
Odio tus espantosas botas
y que me conozcas bien
te odio hasta vomitar
qué bien va a rimar
Odio que sepas pensar
y que me hagas reír
odio que me hagas sufrir
y odio que me hagas llorar
Odio tanto estar sola
que no hayas llamado aún
Pero más odio que no te pueda odiar
ni aunque estés tan loco
ni siquiera un poco
lo he de intentar.