lunes, 24 de agosto de 2009

Frio y Caliente


No fue de lo mejor... el fin de semana. Lo que se suponia seria bueno, como que empeoro las cosas. Ex... aun insiste. Me molesta de sobremanera, y me tiene medio enferma de los nervios. Se supone que debo tener paciencia. Que no debo agregar molestias, que debo ser invisible, no molestar y servir de apoyo... y que mierda hago con lo que siento?
Me cuesta no ser egoista en el amor... Quiero que todo pase pronto o que nunca hubiera pasado. Que compleja esta lucha, tan compleja como esteril. Me siento sola, muy sola... mas que antes. A veces preferiria desaparecer, pero no puedo, me enamore. Odio este sentimiento... odio sentirme vulnerable... mis cosas estaban tan claras y ahora me confunde todo. Creo que me acostumbre a estar sola y me cuesta aun mas asumir que estoy con alguien... ¿estoy con alguien realmente? se supone que estoy feliz... y por que quiero llorar?

viernes, 14 de agosto de 2009

Mi historia entre tus dedos


Estoy aqui. Esperando que llegues. Llueve y por eso has demorado. Lo entiendo, no estas al lado. Me conformo con los dos dias a la semana que paso contigo, me haces muy feliz. A pesar de los problemas que has tenido por mi culpa, por haberme conocido ahora. Sabes? si bien dices que no merezco todo esto, créeme que si lo merezco. He esperado tanto por alguien como tu, que no me importa el desafio que representa estar contigo. Al principio tuve miedo, creo que aun siento algo de eso. Pero los momentos de felicidad que me entregas esos dos dias a la semana me bastan para poder decir con propiedad que me he enamorado como nunca en tan poco tiempo, aun sin conocerte, sin saber todo de ti. Es raro lo que me sucede. No es producto de la soledad, pues ya me habia acostumbrado a estar sola y no pensar en hombres, solo dedicarme a lo mio y a los mios. Cuando te conoci no tenia ninguna expectativa, solo queria vivir tranquila, sin saber de problemas, de esperas, de preocupaciones ni angustias. Y apareciste, cuando menos te esperaba... cuando menos preparada estaba para recibirte. Cuando en mi vida estaba todo claro. Y lo complicaste todo, lo revolviste todo... y ahora estoy aqui, escribiendo, esperandote y mas expectante que nunca del incierto futuro. No me falles...